Menu

Montaje y puesta en marcha


ATC ofrece un cuidado especial en el estudio y fabricación de sus ductos y difusores textiles.
Es de vital importancia tomar cierto número de precauciones al momento del montaje, de la puesta en marcha y durante los primeros meses de utilización de los ductos textiles.

Durante el montaje :
Se recomienda instalar con cuidado los ductos textiles, es importante evitar el contacto con elementos sucios, calientes y pulso cortantes.
De manera general, ATC recomienda instalar los ductos textiles al final de la obra, con el fin de evitar rasgaduras, las manchas, etc.
Todos nuestros ductos textiles están acompañados por unas instrucciones de montaje.

Durante la puesta en marcha :
Es importante verificar previamente que ningún elemento está en contacto con el ducto textil (armazón, soportes intermediarios, etc.).
En el momento del alimentar (inflar) los ductos textiles circulares, se recomienda vigilar la posición correcta de los ganchos que se instalan al cable, evitando que éstas se encuentren forzadas.

Durante los primeros meses de uso:
Es necesario controlar regularmente:
  • El estado de limpieza y saturación de los ductos textiles, con el fin de determinar los ciclos de lavado para poder garantizar el rendimiento óptimo de la instalación,
  • El nivel de saturación de los conos de homogenización de flujo de aire (situados al interior del ducto, se ubican al principio de un ducto recto, o después de un codo, de una unión, etc.).

Consejos prácticos:
Si se detecta una rasgadura o deterioro, le invitamos a consultarnos para verificar y reparar el tramo de ducto textil deteriorado.